Síntomas de un gato que comió veneno para ratas


Si bien el veneno para ratas puede ayudarlo a mantener su hogar libre de plagas, también pone a su gato en peligro. El veneno para ratas daña fácilmente a los gatos, y conocer los síntomas del envenenamiento puede ayudar a salvar la vida de su mascota. Si cree que su gato ha sido envenenado, comuníquese con un veterinario de inmediato.

Cambios en el comportamiento

Cualquier cambio de comportamiento repentino y no provocado en su gato podría indicar una condición médica subyacente. El envenenamiento a menudo causa un comportamiento lento y letárgico. Es posible que su gato duerma más siestas de lo habitual, se mueva lentamente o parezca descoordinado. El envenenamiento también puede causar un comportamiento de evitación porque causa dolor. Si tu gato te evita de repente, se vuelve agresivo o no quiere atención, consulta a tu veterinario.

Sangrado

Algunos venenos para ratas contienen anticoagulantes que interfieren con la coagulación de la sangre y provocan hemorragias internas. Si su gato vomita sangre o tiene heces con sangre, esto puede indicar una hemorragia interna causada por una intoxicación. El sangrado interno puede causar hinchazón alrededor del estómago o su gato puede reaccionar con extrema sensibilidad al ser tocado.

Salivación y vómitos

La primera reacción del cuerpo al envenenamiento es a menudo tratar de eliminarlo del sistema. Si su gato comienza a vomitar repentinamente, especialmente si el vómito es de un color extraño o no ha comido recientemente, el veneno puede ser el culpable. Del mismo modo, la salivación excesiva puede indicar intoxicación. Su gato puede tener problemas para respirar y puede dejar la boca abierta para compensar, lo que resulta en una saliva excesiva. Alternativamente, el babeo excesivo puede ser el resultado de los vómitos y el intento del cuerpo de eliminar el veneno.

Síntomas neurológicos

Los síntomas neurológicos suelen ser los últimos en aparecer después del envenenamiento e indican que su gato está en serios problemas. Las convulsiones o la pérdida del conocimiento justifican una visita inmediata al veterinario. Si nota que los ojos de su gato se mueven hacia atrás en la cabeza, si su gato parece confundido o si su gato exhibe un comportamiento extraño, como arañar cosas que no están allí, el veneno puede estar dañando el cerebro de su gato.

Referencias

  • The Merck Veterinary Manual: Intoxicación con rodenticidas: Introducción
  • La nueva guía completa del Dr. Pitcairn sobre la salud natural para perros y gatos; Richard H. Pitcairn y col.
  • Manual veterinario domiciliario del propietario de un gato; Debra M. Eldredge y col.

Ver el vídeo: 10 cosas que pueden matar a tu gato y que tienes en casa


Artículo Anterior

¿Cuánta comida seca debo darle a mi perro?

Artículo Siguiente

Yodo para loros